Recetas Budín

Budín de sidra, manzana, jengibre y cardamomo – El de Adán y Eva

Budín de sidra, manzana, jengibre y cardamomo – El de Adán y Eva

La manzana.  La fruta prohibida. La que mordió blancanieves.  La que siempre está en la verdulería, la que nos ayuda cuando estamos mal de la panza.  La manzana.  Esa fruta tan versátil, fiel y rica que puede estar en nuestras mesas desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir.  A toda hora y en todo lugar.

Este budín (o pueden montarlo como hice yo en un aro de 20 cm) es riquísimo, especiado, suave y húmedo.  Y no requiere mayores dificultades.

LLeva manzanas, sidra, cardamomo, vainilla, ralladura de jengibre, huevos, harina, bicarbonato, azúcar, polvo de hornear, manteca y huevos.

Para la masa empezamos por hervir la Sidra  hasta que reduzca a la mitad (aproximadamente esto les llevará unos 10 minutos a fuego medio).  Apagamos el fuego y reservamos hasta que tome temperatura ambiente. Podemos para acelerar el proceso tener un bowl con hielo ya listo y poner encima el bowl con la sidra -esto ayudará el proceso de enfriado rápidamente-.

Cortamos las manzanas en cubitos -según el tamaño de los cubitos quedará más o menos visible en el resultado final, lo ideal es que no queden tan pequeños que se hagan puré, la gracia es que tenga textura- y  los salteamos en la cucharada de manteca, la ralladura de jengibre y el cardamomo hasta que dore. Dejar enfriar. Batir la manteca con el azúcar hasta que no queden granitos de azúcar y agregamos los huevos y la esencia de vainilla.

Mezclar todos los secos  y tamizarlos e  agregando los secos al batido de azúcar, manteca y huevos, alternando con la Sidra. Pueden agregarle pasas de uva rubia también (unos 100 gr)

Volcar en un molde de Budín previamente enmantecado y enharinado -o sobre el aro montado sobre papel metálico también enmantecado y enharinado-   

Espolvorear con azúcar. Si quieren, antes de espolvorear pueden separar finas rodajas de manzana y disponerlas por arriba del budín para darle presentación, sobre todo si lo van a hacer redondo, como en este caso.

Llevar a Horno a 180 Grados por 40 minutos aprox. 

Opcional:   Si quieren, ni bien sale del horno pueden pintar el budín con mermelada de damasco o cualquier mermelada que tengan (sin trozos de frutas) para darle brillo, sino queda hermoso con el efecto del azúcar pre cocción.

El budín queda húmedo y el aroma es espectacular.  Va con una bocha de helado de vainilla,  crema batida, helado de canela,  con lo que más les guste!

Compartilo en las redes

Comentarios

Más notas que te pueden interesar