Postres Recetas Postres

El volcán de chocolate que no falla

El volcán de chocolate que no falla
Rinde

6 volcanes

 El volcán o coulant de chocolate, es claramente una perla de la repostería y un imbatible a la hora de pedir un postre en un restaurante.

El coulant (en francés, “fluido” o derretido”) nació de la mano del exitosísimo chef francés Michel Bras.   

Patentado en 1981 después de dos años de pruebas, el biscuit de chocolat coulant intentaba recordar al comensal la reconfortante sensación de beber chocolate caliente tras un día de esquí. Suena cursi, pero dicen que es lo que Bras tuvo en mente.   

El volcán original era un bizcocho de chocolate con una porción de ganache congelada dentro, que se volvía líquida con el calor del horno y explotaba cual volcán al cortar el exterior. Una idea tan pero tan buena que inmediatamente  salieron cientos de emuladores.

Esta receta que les presentamos con tanto amor tiene una sola clave: EL HORNO.  La temperatura y el tiempo son los aliados del éxito o el fracaso de esta receta.

Para hacerlo simplemente ponemos la manteca cortada en cubos en un bol junto con el chocolate (yo usé un semiamargo de callebaut en pepitas, pero pueden usar el que tengan, siempre que sea de buena calidad) a derretir a baño de maría o en el microondas en tandas de 30 segundos hasta que se fundan. Siempre con cuidado de NO quemar el chocolate.

Por el otro lado mezclamos el huevo con el azúcar y el chorrito de extracto de vainilla hasta integrarlos bien bien.     A este mezcla le incorporamos la manteca y chocolate fundidos y por último la harina en dos veces tamizada.

Interín enmantecamos y le ponemos cacao amargo a 6 moldes tipo flan -ver foto- y los llenamos hasta 3/4 de la altura y los ponemos a enfriar mínimo 3 horas para que endurezca.

Una vez dura la masa de nuestros volcanes se cocinan entre 13 y 15 minutos a horno a 180 grados. Lo ideal es que tenga calor arriba y abajo.

Se desmolda en caliente pasando con cuidado un cuchillo por los bordes.

No se frustren si no sale volcánico la primera vez,  es cuestión de práctica!!!   Esta receta les juro a la corta o a la larga no falla.

Compartilo en las redes

Comentarios

Más notas que te pueden interesar