Restaurantes Cocina de autor

Las Pizarras – Corazón de Tiza

Las Pizarras – Corazón de Tiza

No tienen carta, no usan manteles, no te traen amuse bouches ni una multicanasta de pan para impresionarte, no te deslumbran con una decoración que te distrae del objetivo “morfi”, no tienen super baños, ni te sentás mega sillas y hasta te va a costar cruzarte de piernas.

Pero nada de eso importa. No te distraen con ningún fuego de artificio. Van al grano.

La experiencia pizarras empieza en el momento en el que te invitan a sentar y a leer la oferta gastronómica del lugar, escrita en español y también en inglés -es que tienen MUCHO público extranjero, mucho-.

#Crítica&Consejo: La letra de las pizarras es divina, pero lleven anteojos porque cuesta leerla!

Su chef propietario es Rodrigo Castilla. Un joven de 35 años cuyo CV indica que además de por Buenos Aires pasó por Bariloche, Mendoza, Mallorca, Barcelona, Londres, siempre brillando con su creatividad.

Este año celebró con sus pizarras el décimo aniversario y no estuvo solo en el festejo, sus pares Hernán Giponi, Maximiliano Matsumoto, Pedro Rastellino, Pedro Bargero Fernando Mayoral, Pamela Villar y Martín Molteni compartieron sus fuegos con Rodrigo y fue todo un éxito.

La cocina de Rodrigo es de mercado, de producto de estación y los pizarrones van cambiando constantemente.

Es un lugar para volver y cada vuelta sorprenderse con lo nuevo, lo de estación, lo que dicta el mercado.

Tienen 8 entradas, 8 principales y 5 postres. Cortito y al pie.

A cada propuesta Rodrigo le pone su punch, su impronta, su toque.

Como ven un guiso de lentejas con membrillo y puré de lima?

Para la entrada, la pizarra pertinente indicaba que hoy había: Cachetes de cerdo -en guiso de lentejas-, Zapallo francés asado, Ensalada de rúcula, Ravioles al vapor de cerdo y langostinos, Sopa de calabaza, Pulpitos patagónicos a la parrilla, Burrata y Chinchulín.

De principales había: Arañita, Cochinillo, Risotto de alcauciles, Lisa grillada, Pasta seca con pesto de albahaca, Curry de mondongo, garbanzos, leche de coco, cilantro, picante, Confit de pato, y Ossobucco braseado.

#ELMORFI Pedimos dos entradas y cuatro principales.

La primera entrada era voto cantado: Para saciar nuestra curiosidad sobre como combinan el guiso de lentejas, el membrillo y el puré de limas pedimos obviamente el cachete de cerdo. Que bien van los ácidos con los guisos!!!! Una delicia la mezcla del ácido amargo de la lima, el dulzor del membrillo y el guiso!!! Bravo!!!

La segunda fue casi unánime: La Burrata. Confieso que la burrata perdió protagonismo y quedó fagocitada por la mezcla maravillosa de maíces. La humita y los choclos en diferentes texturas con un touch de sriracha se llevaron todos los premios! Muy buena combinación.

De principales, pacto mediante, cada uno pidió algo distinto y todos probamos todo. Confieso que había tres voluntarios para pedir cochinillo! Y que nadie me hizo la segunda con el curry de mondongo #Ufa.

Pedimos el Risotto, el Cochinillo, el Pato y el Ossobuco. Cada uno tenía su toque. Los puntos de las carnes me encantaron. Ver en los platos los colores de las verduras de estación me parece maravilloso. En el mes de la Pacha Mama y como corresponde: la naturaleza manda!!!

Destacamos el cochinillo y el sabor delicioso del Pato que a mi me pareció increíble. También el braseado del ossobucco que era perfecto.

#HabemusPan???: Infaltable el pan en nuestras mesas. Y Las Pizarras lo sabe. Resultado? 4 muy ricos pancitos CCC: caseros, crocantes y calentitos y una manteca saborizada. Hay buena mano panadera ahí!!!

Los postres?? No hay un gran surtido PERO no caen el lugares comunes. Muy bien ahí! Y saben que? Nos encanta!! Créme Brulée de maracuyá, Tarta de limón con helado de membrillo, Sticky pudding y Membrillos en almíbar.

Viva el membrillo que estuvo muy presente en todo el menú!!! Probamos la tarta de limón y el sticky pudding. Ponderamos y destacamos el helado de membrillo que estaba BUENÍSIMO!

Espirituosas? Las hay. Y también en pizarras. Tienen una selección de algunos vinos de alta gama en una pizarra pequeña, otra con un listado bastante surtido de tintos, una tercera con los blancos y una cuarta mas peque con 4 tragos y 5 clásicos. No muy pretencioso pero MAS QUE SUFICIENTE para maridar perfectamente cualquiera de los platos.

Funciona a lleno, tiene buena onda, hay recambio de mesas y gente esperando. Pese a lo lleno el salón está bien sonorizado. Pudimos charlar tranquilos y relajados, comimos MUY rico, los platos abundantes, sabrosos, bien sazonados, equilibrados….

#NotaDeColor: Si te sentás frente a la puerta -como es todo vidriado- podrás ver como cada persona que pasa se detiene a mirar, y en algunos casos ENTRA!!

Precio aprox por persona con vino incluido PESOS 1.000. Tienen TC y la ecuación CIERRA por todos lados!

Vale la pena!!

Las Pizarras

Image 1 De 8

 

Compartilo en las redes

Comentarios

Más notas que te pueden interesar