Argentina Carnes De autor Restaurantes Carnes - Cocina de Autor

Íntimo Restó

Íntimo Restó
Dónde

Barrio Norte

 

En un rincón secreto de Buenos Aires, de la mano de Diego Camodeca, abrió Íntimo Restó.

 

Diego es todo lo que está bien en cuanto a emprendedor, cocinero y gastronómico, absolutamente estricto y respetuoso de procesos y calidad de productos.

 

Lo conocí virtualmente de casualidad, a raíz de un hecho delictivo que ocurrió en uno de sus locales, que se viralizó en redes.

Diego tiene, además, dos locales DC, uno en Nordelta y otro en la zona de Tribunales, donde no sólo ofrece productos y delicatessen de primera, sino que tiene los mejores cortes de carne que se puedan encontrar en el mercado minorista.

 

Hace poco, producto del trabajo y la pasión, Íntimo nació.

En un subsuelo precioso, con la cocina a la vista, se presenta despojado y elegante a la vez. Las mesas muy bien puestas, con vajilla y cubertería de lujo.

Pocos comensales, mucha atención.

Se puede comer a la carta o pedir el menú de pasos. La carta de vinos es muy interesante, con algunos vinos conocidos y otros de bodegas boutique interesantes para descubrir.

Es indispensable hacer reserva telefónica, ya que los lugares son pocos y el local no está a la vista.

Pedimos de entrada las Croquetas de morcilla con chutney de manzana y  el Tostón con panceta cocida en baja temperatura, polpetta tibia, , BBQ de frutos rojos, esponja de menta y cilantro.

Las croquetas de morcilla fueron una gran sorpresa, muy cremosas y deliciosas.

La combinación de todas las preparaciones del tostón convergía perfectamente en un bocado justo y equilibrado.

Los principales fueron el Matambrito de cerdo con reducción de hinojo y miel, salsa romesco y crocante de papa y el Rack de cordero con croute de pistacho, chutney de tamarindo y trigo bourgol.

En este punto hay que destacar que Diego tiene frigorífico propio, por lo cual la calidad y la terneza de la carne están aseguradas. Diego es el encargado exclusivo de preparar todas las carnes en el restaurant. El resto del equipo, Nati y Víctor son los encargados del resto del menú.

Cerrado ese paréntesis, los dos principales fueron perfectos, en su punto justo de cocción, sabores, presentación y originalidad.

Postre pedimos porque había que pedir, a esa altura no podíamos más.

Nos tentó el Cheesecake de dulce de leche de cabra con coulis de frutos rojos, que estaba perfecto, cremoso como corresponde y exquisito.

Acompañamos tremendo bacanal con un vino que nos recomendaron nuestros amigos de Paladar Noir (https://instagram.com/paladar.noir?igshid=YmMyMTA2M2Y=) un IAN Petit Verdot 2015, de Viña Olivia, que estaba increíble.

La atención y la calidez del personal es de destacar. Aunque es lo que uno siempre esperaría recibir, lamentablemente no ocurre habitualmente, ni siquiera en algunos lugares de moda.

Diego está permanentemente atento a las mesas y no se le escapa ningún detalle.

 

En resumen, una noche encantadora, bien atendidos, platos de primera y un ambiente bien íntimo.

 

 

 

 

 

 

 

Con ganas de leer más? https://eatgirls.com.ar/negresco-hotel-palladio/

Compartilo en las redes

Comentarios

Más notas que te pueden interesar

Cuervo
Pasta, pizza y empanadas Restaurantes Uruguay

Cuervo

compartir